domingo, 13 de enero de 2013

A los ricos macarrones! ...al rico pan! ...y a mojar! y de postre roscones!

Todavía con el asombro de haber comenzado el año macarroniano con los meses de enero, febrero, marzo y abril a tope!! No nos queda ya ningún domingo libre hasta primeros de mayo! Todas las portadas de los post venideros desde enero hasta abril serán macarronianos que se han apuntado con antenlación y están esperando pacientemente que les llegue su turno, jeje, increíble! Infinitas gracias!
Pero no puedo evitar preguntarme ...que si los que podemos hacer "poco" estamos haciendo tanto conforme a nuestras limitaciones, qué no harían los que de verdad pueden generar un cambio en esta crisis. Si la empatía, el amor al prójimo y los valores humanos reemplazaran a el amor al poder, al dinero avaricioso, a la conveniencia, al egoismo... uuff, mejor no sigo,mejor, cambio el chip y disfrutamos de la jornada!! a cocinar!
******************** ********************
Para que se vayan familiarizando les presento a los protagonistas de hoy que están en la foto de arriba:  de izquierda a derecha: Sonia, Tíscar, Christian, Ana, Consuelo; abajo: Amparo, Jose, Cristina, Gonzalo y Gracia.
Ya sabéis que lo primero de cada domingo es preparar la salsa. Así que ponemos a calentar el  aceite de girasol (1500ml apróx.), luego van los 3kg de una estupenda carne de ternera y el sazonador de spaguettis que nos envía Carmencita.  Tiscar fué la primera que llegó a casa y no tardamos en darle trabajo, estrenar el abrelatas que compramos para los botes de tomate.
Cuando la carne ya está es su punto, bien doradita, unas cuantas manos echan el sazonador, lo que le da ese toque de sabor inconfundible! ¿De quien son esas manos??? ...Tiscar, Ana y Sonia fueron las encargadas de tal importante acto solemne, jajaja
Hoy nos acompañaba, Gonzalo, el padre de Gracia que quiso pasar una jornada macarroniana. Así que, ni corto ni perezoso, como se dice, se puso manos a la obra a echar el tomate para la salsa.
Christian es alumno de Gracia en la Universidad Politécnica. y es la primera vez que viene.  A él le tocó como primer tarea preparar el agua para los macarrones. Nos deleitó durante toda la jornada con su gran sonrisa y simpatía.
Hemos incrementado el número de botes de tomate frito en relación a que ponemos un kilo más de macarrones. Ahora son 8 botes lo que hace un total de 20 kilos de tomate frito cada domingo. Vemos a Tiscar y Sonia a punto de echar los primeros botes. Luego Anna, y luego Jose, Amparo y Consuelo.
Gracia y Gonzalo nos trajeron los dulces que nos había guardado la pastelería Galdón. Un montón de roscón de reyes, panetones, croasans y bollería varia. Nuestros comensales podrán disfrutar de menu con postre. Gracias a todos por vuestra aportación.
Nos visitó nuevamente Consuelo y en este caso acompañada de su sobrina Anna. Nos encanta que vengan en familia! Entre Consuelo y Marta, la madre de Anna, compraron un montón de cosas para la despensa macarroniana, tantas, que tuvimos que hacer dos fotos, jajaja, mil gracias, familia!
Otra nueva macarroniana! les presentamos a Sonia, muy jovial y dispuesta en colaborar en todo! también puso su granito de arena para ir llenando esa despensa que cada lunes reparte alegría, cariño y todas las viandas que entre todos vais trayendo. Gracias, Sonia!!
Nos visitaron de nuevo Jose y Amparo con esas sonrisas maravillosas que contagian y su granito de arena para la despensa macarroniana. Gracias a los dos, sois geniales de veras, transmitís una energía positiva increíble!
Como estamos de estrenos macarronianos, terminamos las presentaciones con Cristina Mayo. Nos trajo una compra que realizó con su mamá, a quien esperamos conocer pronto, pero sobre todo nos trajo sonrisas y energía positiva, así da gusto recibir a nuevas macarronianas.
Antes de las 11:30, Manuel se fué a por el pan al hotel Astoria como cada domingo y lo dejamos descongelándose al sol. Aprovechamos luego los casi 30 minutos que demora en calentar los 40 litros de agua para los macarrones y nos organizamos entonces para embolsar el pan ya descongelado con los dulces que nos regaló la pastelería Galdón. Dos pancitos, dos trocitos de dulce. ok!
Ya les anticipe que había roscones de postre, no??...toma roscones! jejeje!
Pan del hotel Ayre Astoria Palace., exquicitos, como siempre!
Y macarrones y sonrisas de nuestros macarronianos y macarronianas. Las cuatro nuevas incorporaciones de hoy: Anna, Sonia, Christian y Cristina.
Aleeeee!... macarrones al agua, con cuidado que está muy calentita.
Luego les toca a los macarronianos que ya conocen: Gracia, Amparo, Jose, Consuelo, Tiscar y Manuel.
Ya sabéis que ahora el tope-tope de nuestra olla es de 11 kilos de macarrones, no??.. pues si! y os aseguro que no caben más. Removemos bien. y en pocos minutos volvemos a ver que tal...
Cuando muerdes y la pasta no dice nada, es que está lista, jajajaj... pasamos al escurrido. Como os digo, usamos una técnica depurada con años de práctica, jejejejej. Primero Christian, luego Anna, Amparo y Sonia, practicaron dicha técnica, jajajaj
Y después de tenerlos todos escurriditos, pasamos a la mezcla. En ese momento es cuando empieza a entrarles el hambre a nuestros macarronianos. El olorcito de la salsa es ...mmmmmm... irresistible!
Todos con su mandil para no mancharse con las salpicaduras de tomate frito.
Cristina y Manuel quisieron hacer un brindis para desearos a todos un feliz 2013. ¡¡¡¡Chin,chin!!!!
 No olvidéis que en facebook podéis ver el album completo:http://tinyurl.com/av8s8jb
Vamos terminando la mezcla, ...Jose me ayuda con la bañera de macarrones mientras Cristina los va echando a la ollita de la salsa.
El segundo de abordo, le ha tocado a Amparo, que enseguida le agarró la medida para cada bandeja. Por una parte Tiscar y Jose recibían las bandejas y las cerraban así como Gracia y Cristina. Luego Sonia y Christian las repasaban y las colocaban en las bolsas para el reparto.
Consuelo y Anna fueron un rato a comprar más tenedores pues se nos habían acabado. Pero enseguida volvieron para ayudarnos.
Y llegaaaa ...la mojaditaaaaaa!!. Un momento especial en el macarrón. La gente tiene más hambre que el perro del afilador, que se comía las chispas por comer algo caliente, jajajajaja. Tanto macarrón que pasa por delante de ellos, pues se les abre el apetito.
En cuanto se hace la foto, todo el mundo a meter la mano en las ollas para mojar su pan. Si es que está de rechupete esa salsa!  "Yo hago como que mojo ...para la foto"  -decía Cristina, pero ya imaginan, nooo??... quién se puede resistir a un inofensivo y pequeño trocito de pan mojado en una rica salsa boloñesa, casera y recién hecha??...
No pueden resistirse!!! jajaja, a pesar de decir que no, que no van a mojar más, os aseguro que no paran y tenemos que sacar las ollas de la mesa para que paren, jajajajaja Gracia no podía aguantar la risa de ver a quien tan resueltamente no mojaría el pan y ahora ya iba a por el segundo trocito, jajajaja Pasamos un buen momento, nos encanta! Gracias por regalarnos este privilegio!
El grupo de hoy: Tiscar, Christian, Jose, Amparo, Sonia, Manuel, Gracia, Cristina, Anna y Consuelo. Como siempre, detrás de la cámara, Paula.
Camino del primero punto de reparto, llenos de sonrisas y cariño para regalar.
El carrito macarroniano que nos ayuda para el reparto de la bebida. Hoy hacía un poquito más de aire que de costumbre y hacían falta manos para que no se nos fuera.
 Don había un pellisquito de sol, se estaba mejor, pero en la sombra y con aire... ni les cuento.
 Nuestra primera parada, Angel y Mª Carmen. Anna se encargaba de la bebida, Tiscar del pan y Amparo de los macarrones.
Llegamos al siguiente punto de reparto donde ya nos esperan. David al frente de la cola.
Manuel organiza la cola porque el número de xavales está en aumento. En este lugar siempre nos piden sobre todo calzado y pantalones, cosas que entregan algunos de los macarronianos cuando les toca venir y que ya ha quedado con alguno para el domingo siguiente. Porque ya sabéis que este año ya no almacenamos ropas ni calzados en casa. Anímense, se pasan por el jardincito, y se los dejan en persona.
 Sonia servía la bebida y luego se las ofrecía con una mirada dulce y una sonrisa.
Cuando terminamos en el jardincito, vamos al paseo del Prop. De camino nos encontramos a veces con algunos xavales que conocemos y que intentan ganarse una moneda aparcando coches . Quisieron hacerse un afoto con el grupo... deseo cumplido!  Aquí tenemos a Harunna y Chamjessi.
Entrando en el paseo del Prop. Siempre veo esta pequeña procesión como necesaria. Es una pequeña procesión de ida y vuelta, una procesión de confrontación. Hemos estado poco más de 2  horas en casa preparando alimentos para repartir, ...y ahora toca entregarlos, "de mi propia mano"...y entre que entrego y camino, voy y vengo... es una pequeña procesión que genera sentimientos y pensamientos encontrados. Situación que cada uno luego valora en lo privado.
Y al llegar esta es la imagen que nos encontramos cada domingo y que, por lo general, sorprende a los nuevos macarronianos que nos acompañan.
Nos vamos colocando en el banco para el reparto. Primero los macarrones, luego el pan y dulces, luego los tenedores, servilletas y por último la bebida. Consuelo, Tiscar, Anna y Christian comenzaban hoy el reparto.
Cristina se hacía cargo de los tenedores, Sonia de las servilletas y Jose, Gracia y Amparo de la bebida.
Y con todos colocados, comienza el reparto.
Tiscar como siempre con su mejor sonrisa.
Anna entregando sus primeras raciones de macarrones.
Profe y alumno entregando los macarrones. Cristina y Sonia vivían por primera vez la experiencia macarroniana
Christian seguía sonriente todo el tiempo!  Además ya veía que teníamos raciones suficientes y nadie se iba a quedar sin comer.
Cristina dejó un rato los tenedores para entregar unas cuantas raciones más.
Cuando se acabaron los macarrones aún nos quedaba bebida, así que todo el mundo a repartir más zumo.
Y como cada domingo, una vez terminado el reparto, todos a casa.
A Consuelo le tocó hoy el friegue de las ollas. Menos mal que nuestras macarronianas y macarronianos nos dejan todo limpito sino, ufffffffffffff menudo trabajo nos quedaría para después.
Igual nos queda trabajo. Pero ya lo hacemos luego a luego durante la semana. Acomodamos las mercaderías de la despencita macarroniana para que el lunes cuando vengan los xavales esté todo en su sitio. La gente tiene tanto para dar!! ...y les aseguro que no es solo en "especias"
A veces, somos insistentes y hasta un poco cansinos en decir lo afortunados que somos por conocer gente tan maravillosa cada domingo. Un privilegio de pocos del cual esperamos estar a la altura. ;)


1 comentario:

  1. enhorabuena y graci spro este testimonio que es envidiable ANIMO

    ResponderEliminar